La tradición.

Mi amigo Enzo, arquitecto, carpintero y gran degustador de sabores siempre me recomendó que al cocinar un plato yo debía tratar de mantener su mismo sabor siempre.

Seguidores

miércoles, 3 de marzo de 2010

Salsa "VICKI" de Berenjenas.


Un día por allá por los ‘90 nos fuimos mis hijas y yo a la playa del Litoral Central, con nuestros amigos muy queridos Jazmín y Ernesto, y Oswaldito y Vidalina, hermanos de Ernesto. Allá llegamos de sorpresa al apartamento de la gran amiga Vicki, en Los Corales. Primero nos fuimos a dar el delicioso baño de mar en la Playa de los Cocos, en Carabelleda, y en la tarde cuando regresamos a la casa, luego de sacarnos el agua salada y refrescarnos, buscamos en la despensa y la nevera a ver qué encontrábamos para preparar una comida para todos, lo cual fue laborioso porque no habíamos planificado nada con anterioridad. Pensamos en cocinar una pasta, pero Vicki tenía solo una taza de “salsa pesto” lo que evidentemente no alcanzaría para satisfacer el hambre de tanta gente, hambre que después del intenso día de sol y mar se agiganta al mismo tiempo que las ganas de comer sabroso. Entre todos nos las ingeniamos para construir esta salsa que quedó tan deliciosa que al llegar a la casa la transcribí a mi libro de recetas.
Hoy, me encuentro con Jazmín a quien la invité a seguir Mi Vida en la Cocina. Me comentó Jazmín lo mucho que le gusta mi blog y me pidió que subiera aquella salsa que bautizamos “Salsa Vicki de berenjenas” en honor a tan amable anfitriona que nos brindó su casa y compartió con nosotros sus artes culinarias y sus vituallas. Así que esta receta se la dedico a Jazmín y con ella hago honor a Vicki quien nos indicó los pasos y la forma en que debíamos picar los vegetales para hacer la salsa, en la que realmente participé con todos los amigos con la experiencia de Mi Vida en la Cocina.

Ingredientes:

250 grs. de salsa “pesto”.
1 diente de ajo bien molido en el mortero.
½ ajo porro grande picado en ruedas muy finas.
1 cebolla mediana picada en cuadritos finos.
2 tomates maduros, sin piel y sin semillas, picaditos.
4 berenjenas medianas picadas en dados pequeños y en ruedas finas.
1 cucharada de miel.
Sal y pimienta negra recién molida al gusto.
¼ de litro de vino dulce para cocinar.
½ litro de consomé de carne (o agua)

Preparación:

Se sofríen la cebolla, el ajo y el ajo porro hasta marchitar y se les añade la salsa “pesto”.
Se agregan los daditos y rueditas de berenjena, se cocinan por cinco minutos y se añade el consomé (o el agua).
Se añade el tomate, se revuelve todo, se tapa la olla y se cocina por unos 10 minutos a fuego fuerte.
Se añade la miel, la sal, la pimienta negra recién molida. Se remueve, se baja a fuego medio y con la olla destapada se cocina por unos 10 minutos más, hasta que evaporen los líquidos y espese un poco.
Se sube el fuego nuevamente, se agrega el vino, se tapa y se reahoga en él la salsa por un minuto más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada