La tradición.

Mi amigo Enzo, arquitecto, carpintero y gran degustador de sabores siempre me recomendó que al cocinar un plato yo debía tratar de mantener su mismo sabor siempre.

Seguidores

lunes, 15 de febrero de 2010

Salsa Napolitana (a la caraqueña)

Y digo que es caraqueña porque el sabor venezolano está presente en todas mis recetas. Es muy fácil de hacer, sencilla y de rápida confección, de manera que nos ayuda a salir del paso para hacer en muy poco tiempo una deliciosa espaguetada que a los niños les encanta y a nosotros también. Se puede reservar para preparaciones como las berenjenas a la parmesana u otras.

Les recomiendo escoger los tomates del tipo perita, bien maduros. En tiempos pasados muy cercanos, primero se pasaban por agua caliente para pelarlos. Hoy día los pelo sin calentar debido a que los herbicidas son muy contaminantes y las toxinas se fijan en la piel, de manera que si se hierven con ésta, las toxinas van a quedar en la preparación y las vamos a agregar a nuestro preciado y delicado organismo. Así que lo mejor es pelarlos como que si fueran manzanas.

Ingredientes

1 kilo de tomates
4 cucharadas de aceite de oliva
1 hoja de laurel
1 rama de albahaca fresca
1 cucharada de papelón rallado (o de azúcar)
Sal y pimienta
4 ó 5 granos de pimienta negra entera
2 dientes de ajo

Preparación

Se pone a calentar la sartén o el caldero a fuego lento y cuando esté bien caliente, se engrasa.

Se pelan los tomates quitando la piel con el cuchillo cuidando de no arrancar pulpa. Se pican en pedazos pequeños, se sube a fuego fuerte y se agregan a la sartén ya caliente y engrasada. Se dejan hervir y espesar.

Se agrega 1 cucharada del aceite de oliva, el laurel, la mitad de las hojitas de albahaca, el papelón (o azúcar), la sal, la pimienta, los granos de pimienta, los dientes de ajo y se deja hervir otro ratico. Se añade el resto de la albahaca.

Se retira del fuego y se coloca en un envase de parte en parte, agregando cucharadas del aceite de oliva entre las porciones y se guarda para usarla en el momento de servirla, si es necesario, se vuelve a calentar porque se debe servir bien caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada