La tradición.

Mi amigo Enzo, arquitecto, carpintero y gran degustador de sabores siempre me recomendó que al cocinar un plato yo debía tratar de mantener su mismo sabor siempre.

Seguidores

viernes, 8 de enero de 2010

Sopa de plátano verde de La Guaira



Tostones de plátano verde



Ingredientes: 
2 plátanos grandes verdes
2 litros de caldo de lagarto de res
1 cucharada de cilantro picadito

Aceite para freír.

 Preparación: 

Se pica el plátano en rueditas de un dedo de grueso para hacer unos tostones que se le agregan con la mitad del cilantro picadito al caldo caliente; que ya tienes preparado a tu gusto, suculento, hecho con un kilo de carne de res, me gusta usar el lagarto con huesopara esta sopa, cocinado con sus aliños de comino, orégano, laurel, ajo, cebolla, ajoporro, cebollín, pimentón, zanahoria, ají dulce, sal, pimienta, pimienta dulce, clavito de especie, puntica de canela y su atadito de compuesto: perejil, cilantro, apio españa y yerba buena, cocinado por una hora a fuego fuerte, hasta que ablande la carne; que es cuando se separa del hueso; cuelas y ya tienes el caldo.
Los aliños del caldo
Una vez que cocinaste por una media hora tus tostones en el caldo, agregas el resto del cilantro picadito y estará lista esta sopa que sirve para dar templanza al organismo y fuerza para trabajar y concentrarse en las tareas con buena disposición.

Para hacer los tostones pones la sartén a calentar, pelas tus plátanos verdes con mucho cuidado de que no te salte su leche a la ropa porque mancha, los cortas en rueditas, en el aceite bien caliente las fríes un ratico por cada lado, que se doren, las sacas del sartén a una tabla de madera o un papel absorbente y las dejas reposar que se entibien.

Mantienes calentándose el aceite a fuego bajito
Aplasta las rueditas ya tibias sobre una superficie dura;
(yo lo hago valiéndome de un canto rodado o piedra de moler que traje de Caruao, población aledaña a La Guaira); con cuidado para que no se partan y esto se hace mejor cuando el plátano no está tan caliente. Subes el fuego para que se caliente bien el aceite y fríes de nuevo por ambos lados tus platanitos aplastados,
un momentico, para que se den una tostadita y queden crujientes.
Los colocas sobre algo absorbente para que escurran la grasa.

Y ya están listos los tostones para agregarlos a tu caldo caliente y preparar esta reconfortante y sabrosa sopa que no podía ser de otra parte que de La Guaira, con esa montaña imponente frente al Mar Caribe preñada de matas de plátanos y de su gente negra con sazón de comino y ají dulce y el cilantro que no puede faltar.




fotografía de la Vieja Guaira








Puerto de La Guaira, sobre el Mar Caribe, la entrada a Caracas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada