La tradición.

Mi amigo Enzo, arquitecto, carpintero y gran degustador de sabores siempre me recomendó que al cocinar un plato yo debía tratar de mantener su mismo sabor siempre.

Seguidores

miércoles, 27 de enero de 2010

Ensalada de duraznos de Vidalina.

Es una deliciosa preparación que nos brindó Vidalina en mi casa una mañana de domingo para desayunar. Combinó lajas de durazno con otras de zanahoria y rábano, presentadas sobre un colchón de lechugas, aderezada con jugo de limón, ralladura de papelón y hojitas de albahaca picadas finamente. Acompañándola con quesos, panecillos, jugos y té o café.

A partir de allí en mi cocina hemos desarrollado otras combinaciones para comerla al mediodía como acompañante del almuerzo, y en la cena de la de la noche, servida con yogurt natural.

Sólo hay que desarrollar la imaginación y recurrir a variadas clases de lechuga, berros, u otras hojas de nuestro gusto, otros vegetales frescos y jugosos como el pepino y aromatizarla con su aderezo de papelón, limón y albahaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada